Welcome to my blogspot ! :) Visit My Fotolog.

1 jul. 2011

La historia de como el PEPPER SPRAY salvó mi vida


(antes de comenzar a leer, quiero aclarar lo siguiente: vida = cámara, celular, virginidad).


Eran las 21hs. Me vestí, me calcé, me puse la campera de cuero y los guantes. Ok, todo bien. "¿Qué cartera/bolso llevo? Pah, cierto que tengo que llevar la cámara. Eh... mejor llevo el bolsito de la cámara, total tengo que llevar eso y la boletera, nada más." Y así me fui. El bolsito (caja cuadrada-negra-cruzada) y yo nos dirigimos a la parada de 18 y 8 de Oct. Pasó el 180, y me lo tomé con la música al mango. Tenía los headphones del iPod, los blanquitos esos que se te hacen mierda al toque. Me quejé internamente de lo gila que fui al no haber traído los rosados grandes que suenan BIEN.


Todo bárbaro, en el camino leí unos sms, y llegué a Ejido. Me bajé. Algo me dijo que no me prendiera un pucho, no lo hice. Crucé al lado de la Intendencia, y volví a cruzar por Ejido, para el lado de las pizzerias y La Cigale. Caminé, pasé por el 4 Seasons (incluso pensé en que copado sería trabajar de recepcionista a esta hora, whatever), y caminé. Cruzo la esquina, y cuando miro para ver si vienen algún auto veo dos pibitas a mi izquierda, del otro lado de la calle. Una en el medio de la calle, la otra en la esquina. A medida que empiezo a caminar la cuadra (me faltaba solo 1 para llegar a mi destino) veo que la morocha (de pelo Y tes) se me acerca, cruza en "diagonal" como quien dice. Me empieza a mirar, hacemos contacto visual, un BUEN EYE-TO-EYE. Mientras me miraba y se aproximaba, desconecté la música, y empecé a llamar a Lu (amiga a la que iba a visitar) que la tenía en llamadas recientes. (ACORDARSE DE ESTO)


La pibita se me acerca y me dice "Dame el celular." (más cerca) "No grites, no digas nada y dame el celular y la plata". (a todo esto, yo callada, quieta, girando hacia la pared, lado en el que tenía el bolsito). Señoras y señores: ME ESTABAN ROBANDO. "Dale, dame el celular y la plata" "No tengo plata, te juro que no tengo nada". Mientras le dije eso, milésima de segundo, metí la mano en el bolsillo del costado del bolso.Con el gas en mis manos, lo destrabé con mi dedo gordo derecho (en la mano izquierda tenía el BB), giré, quedamos enfrentadas y extendí mi LARGO brazo para dispararle directo en la cara (en las instrucciones de uso dice que ya a partir de 1 m la hacés mierda. Imaginensé).


Esto pasó en un segundo: la pibita se agachó, la otra me sinchó del pelo (no se como apareció, nunca la vi venir) y una de las dos me arrancó los headphones (que estaban desenchufados del cel y de mis oídos, thank God) y no las ví más. Ni miré para atrás y salí corriendo la media cuadra que me quedaba. Obvio que temblaba y GRITÉ como una nenita, re agudo. Una señora me frenó en la esquina y me preguntó que pasaba. Me acompañó (va, me ayudó a cruzar la calle, re loser) y me hizo entrar al edificio. Cuando se fue me dio un beso y un abrazo, una tierna.


A todo esto: Lu nunca cortó la llamada. Escuchó TODO mi diálogo con la piba. Cuando entré al edificio y la llamé estaba más nerviosa que yo. Escuchó cuando la mina me pedía el celu y la plata y yo le decía ¡¡¡¡NO TENGO PLATA!!!! Loco es poco.


Moraleja:


1) si te bajás de un bus en 18, tomate un taxi. Más si tenés tu cámara o celu o virginidad que proteger.

2) Comprate un gas pimienta, y llevalo SIEMPRE. Lo tengo hace 4 años el mio, y creo que ha pasado más días adentro, tirado abajo de algún mueble que conmigo. Algo me hizo agarrarlo y llevarlo.

3) Actuá con serenidad y tiraselo BIEN directo en los ojos

4) NO vayas escuchando música de noche, te aisla y no caés en lo que está pasando a tu alrededor.


5, y último: los planchas son TODOS PUTOS.


(mi próxima compra)

Heeeeeeeey